Bienvenido anónimo
Envíos disponibles para clientes 956 631 510 pedidosweb@cadidiet.com
Inicia sesión LAB. S&S

ESPONJA KONJAC NATURAL

Descripción..:

ESPONJA KONJAC NATURAL

FABRICANTE: SYS

Las esponjas de Konjac provienen de la raíz de un árbol llamado amorphophallus konjac, una planta de origen asiático. Para fabricarlas se muele la raíz del árbol y se mezcla con agua y, después de cocerla, se convierte en esponja. Por tanto, es un producto 100% natural y biodegradable, con lo que es un accesorio ideal para cualquier rutina de belleza Zero Waste. Además, es totalmente vegana y compatible utilizar la esponja Konjac en pieles sensibles.

La esponja de Konjac es un perfecto complemento de la limpieza facial diaria. Se puedd emplear cada día para lavar en profundidad la piel de tu rostro. Se utiliza tanto por la mañana como antes de irte a dormir ya que, además de limpiar, exfolia de forma muy suave pero efectiva, eliminando las células muertas e imperfecciones. Es decir, con un solo producto podrás limpiar, exfoliar e hidratar tu piel de forma natural. Estas esponjas son aptas para todo tipo de piel, incluidas las pieles sensibles, ayudan a cerrar los poros y a luchar contra el acné y, gracias a su fibra alcalina, equilibran el pH de la piel.

Las esponjas de Konjac faciales son más pequeñas de tamaño y de forma circular. Estas son perfectas para limpiar la piel del rostro. Pero si lo deseas, también podrías utilizar este tipo de esponja vegetal para el cuerpo. Por su suavidad, son también perfecta para bebés.

Cómo utilizar la esponja de Konjac?

La primera vez que vayas a utilizar tu esponja vegetal de Konjac tendrás una esponja en seco, áspera y rugosa. Solo hay que remojarla con agua templada antes de su uso para que absorba agua y se vuelva suave y blanda. Por lo tanto, el primer paso es siempre humedecerla con agua y dejar que se hinche un poco.

Lo mejor es que el rostro esté desmaquillado antes de utilizarla. De esta manera podrás mantener tu esponja facial Konjac limpia y en buen estado un mayor tiempo.

Una vez tengamos la cara limpia. Sin añadir limpiador ni jabón adicional, ella por si sola es capaz de eliminar todas las impurezas de la piel y limpiar los poros en profundidad.

Masajea el rostro dando pequeños movimientos circulares con la esponja.

Una vez terminado el masaje enjuagar con agua clara bajo el chorro del grifo, colgar y dejar secar.